27/10/2011

La banca española descarta acudir al mercado para captar los 26.161 millones de los nuevos mínimos

Los cálculos de la Autoridad Bancaria Europea (la EBA, por sus siglas en inglés) señalan que la banca española requiere 26.161 millones de euros para cumplir con los nuevos mínimos de capital. El 82% del total corresponde a las dos mayores entidades españolas, el Santander y el BBVA, que por cierto son dos de los bancos que mejor nota sacaron en las pruebas de resistencia al sector europeo realizadas en julio. Las entidades, que reducen esta cifra a 13.500 millones una vez descontadas las convertibles y otros ajustes, ya han comunicado a la CNMV que descartan en principio ampliar capital o recurrir a las ayudas públicas para ello. Por el contrario, confían en su capacidad de generar capital de forma orgánica echando mano de sus márgenes de beneficio de aquí a julio de 2012, cuando acaba el plazo, para cumplir con el nuevo mínimo del 9% de capital de máxima calidad (core tier 1) que les impone el supervisor.

España es el segundo país con más necesidades por detrás de Grecia con 26.161 millones
La banca española, estigmatizada
Guardiola advierte de que la recapitalización frenará el crédito
El BBVA se compromete a mantener el grifo del crédito
Zapatero: "Los bancos españoles no tendrán necesidad de acudir a la ayuda pública"
Empresa: BANCO POPULAR (Banco Popular Español, S.A.)
Empresa: BBVA (Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, S.A.)
Empresa: SANTANDER (Santander)
La noticia en otros webs

webs en español
en otros idiomas
El Banco de España afirma que "los objetivos planteados se pueden alcanzar razonablemente"

Salgado cree que "los bancos van hacer todo lo posible para no tener que solicitar ayudas públicas"

La propia ministra de Economía, Elena Salgado, ha dicho que los bancos "pueden tener capacidad de conseguir estos fondos de capitalización por sí mismo y no necesitan ayudas públicas". "Por supuesto las ayudas públicas están allí, pero los bancos van hacer todo lo posible para no tener que solicitar esta ayuda pública", ha augurado en línea con lo que ayer dijo el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero. Asimismo, gran parte de ellas descarta tocar su política de dividendos (remuneración al accionista con cargo a beneficios), ya que la retención de este capital es una de las posibilidades que la propia EBA maneja como vía para la recapitalización.

"Partiendo de la base de que los datos publicados por EBA son provisionales, ya que el cálculo final solo se podrá hacer hacia a mediados de noviembre, cuando se disponga de las cifras definitivas de capital y de exposición soberana a fecha 30 de septiembre de 2011, de la información ofrecida por las entidades se desprende que aspiran a cumplir los requisitos marcados mediante su propia capacidad de generación de capital, y que entienden que no es necesario que el sector público entre en su accionariado", asegura el Banco de España en un comunicado remitido esta mañana en el que sostiene que "los objetivos planteados se pueden alcanzar razonablemente".

Para calcular las necesidades de las entidades financieras, que ascienden a 106.447 millones para los grandes bancos del sistema financiero europeo, el supervisor ha valorado a precio de mercado la cartera de deuda soberana. Para el sector en España, el ajuste supone un coste en capital de 6.300 millones. Este factor y los criterios fijados para calcular el capital de riesgo han convertido a los bancos españoles es los grandes perdedores del acuerdo. Pese a ello, los inversores han reaccionado positivamente al resultado de la cumbre, que también cerró la quita de la deuda de Grecia y una ampliación del fondo de rescate, apostando con fuerza por las entidades que cotizan en la Bolsa de Madrid.

España es el segundo país con mayores necesidades por detrás de la de Grecia, que precisan de unos 30.000 millones, con lo que acaparan una cuarta parte del total de los requerimientos. Y eso a pesar de que esta vez solo se han tenido en cuenta a cinco entidades de un total de 70 para toda Europa. En contraste, la EBA calcula que los 13 principales bancos alemanes solo necesitan recapitalizarse con 5.184 millones. Las entidades que no alcancen los mínimos deberán presentar al Banco de España sus planes de recapitalización antes de final de año.

Asimismo, los 26.101 millones que precisan las entidades españolas se reducen al computar las obligaciones necesariamente convertibles en acciones. En el momento en el que la EBA hizo su foto fija al sector -a 30 de junio de 2011-, el Santander tenía 8.497 millones en este tipo de bonos que, a efectos prácticos, son tan capital como el mejor capital, y el BBVA otros 2.000 millones (que estos ya son capital, pues se convirtieron en acciones en julio). Así que si es cierto que 22.057 de los más de 26.000 millones les corresponden a los dos grandes bancos, hay que empezar restando cerca de 10.500 millones. Teniendo en cuenta las convertibles del Popular -Caixabank ha avanzado que no recurrirá a los 1.500 millones de capital en potencia que tiene en convertibles-, la cifra asciende a 11.700 millones frente a 26.161 millones, con lo que las necesidades reales se quedan en unos 14.500 millones. Tras aplicar otros ajustes como el capital generado desde junio, la cifra baja a 13.537, según las propias entidades. Pero, ¿de dónde van a salir y qué cantidad de dinero corresponde a cada uno?

- Santander: que ha publicado hoy sus cuentas, tiene unas necesidades de capital de 14.970 millones millones con las estimaciones de EBA, más de la mitad del total (57%), ya que capital de máxima calidad se sitúa según estos datos en el 8,12%. El impacto del ajuste en la deuda a precios de mercado se situará en 2.607 millones en sus recursos propios básicos, según ha informado la propia entidad. Una vez descontadas las convertibles, el capital adicional requerido para el Santander es de 6.474 millones de euros, según ha concretado la propia entidad en un comunicado remitido a la CNMV, que deja la cifra definitiva en 5.224 tras una serie de ajustes.

El grupo que preside Emilio Botín asegura en una nota de prensa publicada esta mañana que cumplirá con creces los nuevos requisitos de capital sin ampliar capital y manteniendo su política de dividendos -0,60 euros por acción-. Para ir empezando, el grupo que preside Emilio Botín logró la semana pasada en una sola operación (la cesión de una participación minoritaria en su financiera de consumo de Estados Unidos, una filial marginal) una plusvalía de 720 millones de euros. En la nota sobre sus resultados, eleva a 1.500 millones los fondos obtenidos por desinversiones a lo largo del año, capital que se incorporará en el cuarto trimestre y se destinarán íntegramente a fortalecer el balance.

Por tanto, asegura que, según cifras provisionales, las necesidades adicionales de capital a 30 de septiembre de 2011 son de 5.224 millones. En cuanto al resto, la entidad confía en su capacidad de generar recursos a partir de su negocio. Sobre este punto, el Santander es el banco que, según las pruebas a la banca europea, lograría en los próximos dos años un mayor beneficio de toda Europa tanto en el escenario base como en el más adverso. En paralelo, ha anunciado que venderá activos equivalentes al 0,80% de su capital para alcanzar el 10% de core capital "superando holgadamente las exigencias impuestas por las autoridades europeas a 30 de junio de 2012", asegura en el comunicado.

- El BBVA: tiene un capital de máxima calidad en el entorno el 8% con los criterios de la EBA. El supervisor calcula en 7.087 millones el capital que necesita para cumplir con los nuevos requerimientos, según ha comunicado a la CNMV. Valorar a precios de mercado su cartera de deuda soberana, lo que representa asumir una minusvalía (pérdidas) de su exposición a todos los periféricos del euro (de entre el 2% y el 3% para la deuda española), supone un impacto de 1.912 millones. Sin embargo, el banco recorta sus necesidades a 6.300 millones una vez se computan los 800 millones de capital generados en el segundo trimestre y, de ahí, los reduce a 5.400 millones de euros teniendo en cuenta que la EBA adelanta exigencias de Basilea que se debería aplicar en diciembre. Con esta cifra, pasa a ser la que más capital precisa.

Para hacer frente a estos fondos, tal y como explicó ayer mismo su consejero delegado, Ángel Cano, el banco descarta recurrir a las ayudas públicas e insiste en que está en condiciones de alcanzar los mínimos a partir de la generación orgánica de capital, con lo que confía en lograr 4.700 millones hasta junio del año próximo. De esta cifra, 2.600 provienen de los márgenes y el resto de actuar sobre el balance, de materializar plusvalías latentes y de la venta de activos poco rentables.

Hoy, su presidente, Francisco González, ha insistido en que el BBVA "fue líder en solvencia" en las últimas pruebas de resistencia gracias a "su recurrencia en resultados, a su diversificación geográfica, a su política de riesgos y a su clara visión en tecnología e innovación". "Por estas mismas razones, vamos a cumplir con holgura los nuevos requerimientos de capital" que ha establecido la Unión Europea, ha señalado en un vídeo comunicado. Junto a ello, el director financiero del grupo, Manuel González Cid, ha sostenido que el core capital se colocará por encima del 10 % en julio de 2012 sin necesidad de tener que restringir la política de retribución a los accionistas.

- CaixaBank: también tiene bonos convertibles en acciones por importe de 1.500 millones, aunque la entidad confía en no tener que recurrir a ellas ni a las provisiones genéricas para pasar del 8,9% al 9% de capital que le exige la EBA. Para ello, el banco de la Caixa necesita 602 millones. Del total, 524 millones derivan del ajuste en la deuda. La caja cuenta con las plusvalías latentes en Repsol y Telefónica, principalmente, que la entidad siempre ha señalado que serían un colchón para caso de necesidad. Probablemente tampoco tenga que acudir al mercado.

- Bankia: La matriz de Bankia, el grupo BFA, necesita 1.140 millones de euros para cumplir con los nuevos requerimientos de capital, según las estimaciones preliminares que ha remitido hoy la entidad a la CNMV. Para ello, confía en la evolución de su balance, en sus propios resultados y en la gestión del capital. Bankia ha reducido significativamente sus activos ponderados por riesgo, lo que ha servido para mejorar su solvencia. Asimismo, las cifras de la EBA (con datos a junio) han tomado en cuenta los 3.092 millones que ingresó en su salida a Bolsa (producida en julio), lo que sitúa su capital en un 9,07%. El viernes, cuando presente sus cuentas, tendrá ocasión de dar más explicaciones. Tras la reciente salida a Bolsa, a Bankia le resultaría más difícil volver a captar capital en el mercado, aunque, en caso de necesidad, tendría la posibilidad de ofrecer bonos convertibles con una rentabilidad atractiva y que se canjeasen a precio de mercado del momento de la conversión.

- El Popular: que al estar inmerso en un proceso de fusión con el Pastor hace que sus cifras sean bastante provisionales, precisa 2.362 millones de euros para cumplir con los nuevos requerimientos de capital de la Unión Europea, el mayor volumen en relación al tamaño de entre las entidades españolas. Del total, 597 millones vienen del ajuste en la deuda soberana. Para ello, la entidad contará con los 1.191 millones de las obligaciones convertibles que emitió en 2009 y 2010. A esa cantidad, el banco suma 508 millones de generación orgánica de capital a través de la extensión del programa Dividendo Popular con el que da la opción a sus accionistas de cobrar pagos de dividendo en nuevos títulos y no en efectivo. Por último, los otros 663 millones que requeriría los lograría con mejoras en la reducción de activos de riesgo y la generación orgánica de capital.

La patronal española AEB ha criticado los planes de recapitalización, principalmente por la decisión de aplicar descuentos a las carteras de deuda pública. De hecho, ha instado a centrar la atención en la "tarea urgente" de resolver los problemas de Grecia y asegurar así la estabilidad de los mercados de deuda soberana de la eurozona. "Poner en duda la calidad de activo libre de riesgo de la deuda de países solventes de la Eurozona mina la confianza en los mismos y debilita la estabilidad financiera tanto a nivel nacional como de la zona euro en 
El País

.................................................................................................................................

27/10/2011

La patronal bancaria ve «arbitrariamente altas» las exigencias de capital europeas

El proceso de recapitalización acordado por la Autoridad Bancaria Europea (EBA, en sus siglas en inglés) y hecho público ayer desde Bruselas está escociendo en el sistema financiero español, que se ha apresurado a negar que vaya a necesitar más capital y que, en cualquier caso, no necesitarán ayudas públicas para obtener el capital.

Los cinco grandes bancos españoles confirman así la afirmación de esta madrugada del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien confió en que estas entidades lograrán los nuevos mínimos de capital sin ayudas públicas, informa Efe.

La patronal bancaria dice que las exigencias son «arbitrariamente altas»
Al mismo tiempo, reafirman la idea expresada hoy por el Banco de España de que los nuevos requerimientos de solvencia se podrán «alcanzar razonablemente». Y ello, a pesar de que el sistema financiero español es, después de Grecia, el que requiere captar más fondos según unas exigencias que la Asociación Española de Banca cree que son «arbitrariamente altas y apartadas de las normas establecidas».
La patronal bancaria española critica también que se genere incertidumbre, al tiempo que se resta credibilidad a los distintos ejercicios de resistencia llevados a cabo. El déficit de capital de las entidades españoles es casi una cuarta parte de los 106.447 millones que requieren los principales bancos del sistema financiero europeo en su conjunto.

Además, se ve engordado por el deterioro de 6.290 millones que supone para las entidades españolas poner en valor sus préstamos al sector público y la deuda soberana.
ABC

.................................................................................................................................

27/10/2011

La banca española descarta acudir al mercado para captar los 26.161 millones de los nuevos mínimos

Las entidades rebajan sus necesidades a 13.500 millones teniendo en cuenta las obligaciones convertibles y otros ajustes. -Rechazan recurrir a las ayudas públicas

El País

......................................................

27/10/2011

La patronal bancaria ve «arbitrariamente altas» las exigencias de capital europeas

Los cinco grandes grupos bancarios españoles aseguran que no necesitarán dinero público para recapitalizarse

ABC

......................................................

Aviso legal: JournalCompare no se hace responsable del contenido de los comentarios de los
usuarios. Los usuarios se abstendrán de enviar comentarios ofensivos, violentos, racistas, etc.
Cualquier incumplimiento de esta norma podrá significar la cancelación de la cuenta de usuario.

Debe registrarse para poder comentar en el foro.

Exigencias europeas a la banca

Banner

Copyright 2011 JournalCompare.com