14/11/2011

Italia se encomienda al tecnócrata Monti para evitar el hundimiento

Italia quiere. Italia puede. Recuperar la confianza de la Europa que ayudó a fundar. Volver a sentirse orgullosa. Ayudar al vuelo y no al naufragio. Arreglar sus cuentas y también ser solidaria. Se acabó la juerga y el escándalo. Es hora de trabajar. En apenas unos minutos, sin una concesión al espectáculo y sí a la buena educación, el presidente de la República, Giorgio Napolitano, y el hombre a quien ha encomendado formar Gobierno, el excomisario europeo Mario Monti, se dirigieron a los italianos y a la comunidad internacional para decirles que son conscientes de la gravedad del momento, pero también de la fuerza de Italia para recuperarse a sí misma. Aunque con reservas, la mayoría de los partidos se comprometió a apoyar un Ejecutivo de consenso.

Aunque muy breves, los de Giorgio Napolitano y Mario Monti no fueron discursos construidos solo con palabras. También los gestos y el tono llevaban dentro un mensaje muy claro: es hora de que la Italia que se avergonzó de Silvio Berlusconi, y también la que le rió las gracias alimentando al monstruo, se unan para alejarse del precipicio y construir un tiempo nuevo. Lo dijo el profesor Monti con palabras: “Italia debe volver a sanear su economía y a emprender de nuevo el camino del crecimiento. Es algo que debemos a nuestros hijos, a quienes tenemos que dar un futuro concreto de dignidad y esperanza”. Y lo dijo también con los gestos...

Unos días antes, el prestigioso economista regresó de Berlín para atender la llamada de Napolitano en un vuelo regular, tirando él mismo de una pequeña maleta de ruedas y, tras pasar por un digno hotel de Roma, se acercó solo a la estación de Termini para recoger a su esposa que llegaba de Milán. Las comparaciones no tardaron en llegar. La democracia, o su ideal, se parece más a un profesor de pelo cano que espera tranquilamente en el andén a un tren que llega puntual que a ese despropósito de aviones privados, palacios adquiridos dudosamente, fiestas con muchachas arrancadas de la pobreza a golpe de talonarios interminables. Por si la comparación, de palabras y de gestos, no fuera suficientemente explícita, Silvio Berlusconi aprovechó la máxima expectación que suscitaba en esos momentos en el país la reunión entre el presidente de la República y el ex comisario europeo para dirigirse a la nación a través de un vídeo grabado momentos antes.

Y allí estaba, adornado con los símbolos del poder que oficialmente aún ostenta, maquillado como un artista de Hollywood, dirigiéndose a los italianos para defender su gestión, quejarse por los insultos recibidos tras su dimisión y anunciarles, por si estaban preocupados, que no abandonará la política. Añadió que seguirá ocupando su escaño de diputado —su burladero particular ante las investigaciones de los jueces—, pero presto a saltar al ruedo en cuanto la afición se lo pida: “He dimitido por sentido de responsabilidad y de Estado, para evitar un nuevo ataque de especulación financiera y sin que el Parlamento jamás me haya retirado la confianza”. Luego, Berlusconi salió a la puerta de su lujosa residencia particular, el Palacio Grazioli, para recibir de sus huestes un acto de desagravio después de que, la noche del sábado, cientos de personas se apostaran en su puerta y gritaran con fuerza: “¡Cárcel, cárcel!”.

La cara y la cruz de Italia. Tras el discurso de Berlusconi, y ya en directo, el profesor Mario Monti y el presidente de la República se dirigieron brevemente a la nación. Giorgio Napolitano dijo que Italia debe recuperar la confianza de Europa con la mayor celeridad y que, por eso, no hay tiempo de recurrir de forma precipitada a unas elecciones. Habló de la “particular fragilidad” del país debido a la “altísima deuda pública acumulada en el pasado”. El presidente defendió la capacidad del profesor Monti para pilotar el rescate —“una personalidad independiente que ha permanecido siempre al margen de la riña política”— y pidió para él la colaboración de los que ganaron las elecciones en 2008 como los que representan a la oposición: “No se trata de llevar a cabo un vuelco político del resultado de los comicios ni de no respetar el compromiso de renovar nuestra democracia de alternancia a través de unas elecciones. Se trata solo de dar vida a un Gobierno que pueda unir a las diferentes políticas en un esfuerzo extraordinario que la actual situación financiera exige”. Mario Monti agradeció al presidente su confianza, atribuyó a “pura fantasía” las quinielas sobre los nombres que integrarán el nuevo gabinete y fijó dos objetivos urgentes y claros: “Sanear la situación financiera y retomar el camino del crecimiento”.

El tono esgrimido por Napolitano y Monti nada tenían que ver con los de muchos de los políticos que, durante la jornada, habían visitado al presidente de la República para comunicarle su intención de apoyar —prácticamente todos— el nuevo Gobierno que deberá concretarse en las próximas horas. Los primeros hablaban de Italia. Los segundos, inmersos todavía en la inercia de la política con minúsculas, seguían hablando de sí mismos.
El País

.................................................................................................................................

14/11/2011

Monti se encarga de formar gobierno y apela al 'esfuerzo' para fortalecer Italia

El ex comisario europeo Mario Monti es el elegido por el presidente de la República de Italia, Giorgio Napolitano, para formar un nuevo Gobierno técnico que conduzca el país tras la dimisión de Silvio Berlusconi.

En sus primeras palabras con su nueva responsabilidad, Monti pidió un "esfuerzo colectivo" para salir adelante de la crisis. "Italia debe volver a sanear su economía y emprender de nuevo el camino del crecimiento. Es algo que debemos a nuestros hijos, a quienes tenemos que dar un futuro concreto de dignidad y esperanza", dijo Monti en su primera comparecencia ante la prensa. "Como miembro fundador de la UE debemos volver a mostrar fortaleza y no debilidad", añadió.

Añadió que Italia, "en este momento de particular dificultad", debe vencer "el desafío del rescate y tiene que volver a ser elemento de fuerza de una UE de la que hemos sido fundadores y de la que debemos ser protagonistas".

Giorgio Napolitano, por su parte, aseguró que Italia debe recuperar la confianza de Europa y que es necesario evitar que el país recurra de forma precipitada a unas elecciones, además de abogar por que todas las fuerzas políticas se unan en ese esfuerzo.

Intenso día en el palacio

Este nombramiento se produjo tras un largo día de consultas políticas en el palacio presidencial con la intención de lograr un consenso y una mayoría en el Parlamento que apoye a Monti.

Como establece la normativa italiana, Monti aceptó el encargo "con reserva", según indicó el secretario general de la Jefatura del Estado, Donato Marra.

El economista, recién nombrado senador vitalicio, se presentará ante el jefe del Estado para aceptar el encargo y anunciar la lista de ministros cuando tenga garantizados los apoyos parlamentarios, lo que se da por hecho dado que todas las formaciones políticas menos la Liga Norte ya han declarado su disposición a apoyarle en el Parlamento.

Monti, de 68 años, fue convocado a las 18.00 GMT al palacio del Quirinal, sede de la Jefatura del Estado, después de que Napolitano concluyera las consultas con los expresidentes de la República y con los líderes de los partidos con representación parlamentaria para buscar una salida la crisis política tras la dimisión de Silvio Berlusconi.

Mayoría de apoyos

Tras sus encuentros con el jefe del Estado, los líderes y representantes de los diversos partidos políticos italianos expresaron su posición oficial respecto a un Gobierno técnico de Monti.

Todos los partidos menos uno se mostraron a favor, algunos con condiciones, y solo la Liga Norte se pronunció tajantemente en contra de tal Gobierno. Así las cosas, es posible que Monti acepte ya en las próximas horas el encargo y presente la lista de ministros.

El llamado Tercer Polo, formado por los partidos Alianza para Italia (API), Unión de Demócratas y Cristianos (UDC) y Futuro y Libertad (FLI), secundó la formación de un Gobierno liderado por Monti.

El líder del UDC, Pierferdinando Casini, que estuvo acompañado por Francesco Rutelli, dirigente de API, y por Italo Bocchino, vicepresidente de FLI, entre otros, destacó que los partidos italianos "se encuentran en una encrucijada: especular sobre la situación esperando algún beneficio electoral o asumir la responsabilidad de salvar al país".

A su vez, el líder del opositor Italia de los Valores (IDV), el exmagistrado Antonio Di Pietro dijo que espera conocer el futuro equipo de Gobierno de Monti, el programa, y sobre todo, el tiempo de duración del nuevo Ejecutivo para decidir si lo apoya o no.

La jura del cargo del jefe del Gobierno y de sus ministros puede producirse mañana, y el martes o miércoles Monti se presentará ante la Cámara de los Diputados y el Senado para recibir el voto de confianza.
El Mundo

.................................................................................................................................

14/11/2011

Italia se encomienda al tecnócrata Monti para evitar el hundimiento

El presidente de la República, Giorgio Napolitano, encarga al excomisario europeo la formación de un Gobierno técnico de transición, tras la dimisión de Berlusconi. Todos los partidos, excepto la derechista Liga Norte, apoyan la decisión "Italia puede superar esta situación con el esfuerzo común", afirma Monti.

El País

......................................................

14/11/2011

Monti se encarga de formar gobierno y apela al 'esfuerzo' para fortalecer Italia

Ante la crisis, dice Monti, tenemos que hacer 'un esfuerzo colectivo' La jura del cargo y de sus ministros puede producirse este mismo lunes El Partido Democrático y el PDL de Berlusconi le han dado el apoyo La Liga Norte no le dio el visto bueno y optará por estar en la oposición

El Mundo

......................................................

Aviso legal: JournalCompare no se hace responsable del contenido de los comentarios de los
usuarios. Los usuarios se abstendrán de enviar comentarios ofensivos, violentos, racistas, etc.
Cualquier incumplimiento de esta norma podrá significar la cancelación de la cuenta de usuario.

Debe registrarse para poder comentar en el foro.

Nuevo gobierno en Italia

Banner

Copyright 2011 JournalCompare.com