05/12/2011

Merkel y Sarkozy apuestan por un nuevo Tratado aunque no incluya a todos

Nicolas Sarkozy y Angela Merkel han anunciado hoy que han llegado a un acuerdo para la unión fiscal y presupuestaria de Europa que quieren presentar a sus socios el viernes en Bruselas. Tras negociar durante hora y media, los dos líderes conservadores han comparecido ante la prensa y han afirmado que impulsarán un nuevo tratado europeo destinado a consolidar la disciplina fiscal de la eurozona y que obligará a los Estados a aprobar la regla de oro del déficit en sus ordenamientos nacionales. Francia y Alemania esperan que la reforma esté lista para ser aprobada a nivel nacional en marzo de 2012.

MÁS INFORMACIÓN
El presidente francés propone refundar la Unión Europea junto a Alemania
Una cumbre con poco margen para evitar el desastre
Guía para no perderse en la negociación de la nueva UE
“Preferimos un acuerdo a 27”, ha dicho Sarkozy, “pero estamos listos para uno a 17 países abierto a todos cuantos quieran unirse”. A continuación el presidente francés ha enunciado los seis capítulos que contiene el acuerdo.

Sanciones automáticas para quien no respete el déficit del 3% en 2012. Los países que no cumplan serán vigilados por el Tribunal de Justicia europeo, salvo que se oponga una mayoría cualificada. Se incorpora así la fórmula de la mayoría a la inversa.
Regla de oro reforzada y armonizada. Todos los presupuestos nacionales deberán ser sancionados por los Tribunales constitucionales de cada país.
Mensaje al sector privado: lo de Grecia no sucederá nunca más. “No podemos construir Europa basada en la falta de compromiso”, aseguró la canciller alemana.
El mecanismo de estabilidad se adelanta de 2013 a 2012. Las decisiones no se tomarán por unanimidad sino por mayoría calificada.
El consejo de presidentes de Gobierno y jefes de Estado será el gobierno económico de la zona euro. Se reunirá todos los meses mientras la crisis dure. En su orden del día estará siempre la lucha por el crecimiento.
Confianza en la independencia del Banco Central Europeo, y abstención de todo comentario.
"Necesitamos una Europa que gobierne y no cometa más errores"

Tras enumerar los puntos, que sintetizan las concesiones de ambos países a las líneas rojas del otro, Sarkozy ha explicado que Europa vive un “periodo extraordinariamente grave y Francia cree que su alianza con Alemania es un elemento estratégico absolutamente esencial. Somos las dos grandes economías europeas, y arriesgar una ruptura entre nosotros es arriesgar la ruptura del euro. Necesitamos una Europa que gobierne y no cometa más errores”.

Además, Sarkozy ha afirmado que Alemania y Francia están absolutamente de acuerdo “en que los eurobonos no son una solución a la crisis”, ya que, ha añadido, “mutualizar la deuda ahora no tiene sentido. Francia y Alemania contribuirían a pagar la deuda de los otros sin poder controlar la deuda de los otros”.

Merkel ha justificado la necesidad de un nuevo tratado “en la urgencia de recuperar la confianza en la fiabilidad de la zona euro”, y ha explicado que es absolutamente necesario ir a un nuevo texto porque “hay que hacer modificaciones estructurales”. La más novedosa: “La regla de oro de cada país podrá ser examinada por el Tribunal de Justicia europeo para verificar que respetan el pacto de estabilidad”.

Merkel también ha asegurado que Berlín y París están abiertos a abrir el nuevo tratado a los 27 países de la UE: “Pero estamos tan determinados a defender el euro que podemos aprobarlo a 17”, ha señalado.

La canciller ha dicho que el acuerdo será discutido en el próximo consejo europeo, aunque ha sido ya consultado con el resto de miembros de la UE.

Sobre el recurso al Tribunal de justicia, Sarkozy ha matizado que “no podrá declarar ilegal un presupuesto nacional, pero sí podrá dar su opinión sobre si la regla de oro incorporada al ordenamiento nacional y aprobada por el Tribunal Constitucional se ajusta al tratado”.

“No es posible prescindir de los presupuestos nacionales, pero así respetamos a la vez la soberanía nacional y la estabilidad de la moneda”, ha dicho Sarkozy, al anunciar que la idea de París y Berlín es tener cerrado el acuerdo entre los 17 países de la zona euro en marzo, para proceder luego a las ratificaciones nacionales, que en el caso de París tendrán lugar después de las presidenciales y las legislativas francesas.

La última parte de la conferencia de prensa ha estado marcada por los ataques de Sarkozy y Merkel a la oposición socialista francesa. Preguntada por las declaraciones presuntamente germanófobas de algunos dirigentes del PS francés, Merkel ha dicho: “Leo la prensa pero con Sarkozy hablamos cada día y trabajamos para buscar soluciones comunes y tenemos una visión conjunta nueva. La perspectiva de que un país se imponga a otro es imposible. No podemos construir Europa sobre malos compromisos. Hemos pensado en el futuro, en una Europa de valores comunes y en una unión más solidaria y fuerte”.

Sarkozy ha recordado que el camino de la amistad francoalemana se ha labrado entre la izquierda y la derecha. “Todos nos acordamos de Mitterrand cogiendo de la mano de Kohl. Esos comentarios desprestigian a quienes los hacen. La izquierda siempre ha creído en la amistad francoalemana. Lo contrario es jugar con la historia de nuestros dos países”. Subrayando la incoherencia de François Hollande, el inquilino del Elíseo ha recordado que los socialistas alemanes han votado la regla de oro del déficit en Alemania, mientras sus pares franceses se niegan a hacerlo: “Verdad a un lado del Rhin, verdad al otro”, ha zanjado.

Merkozy, pues, han llegado a un acuerdo. Tienen visiones diferentes de Europa. Pero los mercados, el exceso de déficit y las deudas desbocadas han puesto en una situación crítica a la economía europea, y se han visto obligados a entenderse, erigiéndose en el directorio que piensa y decide el presente y el futuro de la Unión Europea. Un diputado francés ha dicho hoy que la UE parece un protectorado franco-alemán. La imagen de Sarkozy y Merkel tomados de la mano al final de la rueda de prensa parece darle la razón.
El País

.................................................................................................................................

05/12/2011

'Merkozy' defienden otro Tratado para frenar una nueva crisis del euro

Angela Merkel y Nicolas Sarkozy han ofrecido una imagen de unidad y han mostrado un objetivo claro y común: lograr elaborar un nuevo Tratado de la UE que se ponga en marcha en marzo, aunque no incluya a los 27 países miembros de la Unión.

Las bolsas europeas han celebrado el principio de acuerdo cerrando todos los mercados en verde. El Ibex-35 ha subido un 1,70%.

Ambos mandatarios han adelantado, durante la reunión que han mantenido en París, las líneas maestras que presentarán en la cumbre del viernes. La principal es la proposición de crear un nuevo tratado. El miércoles tienen pensado enviar una carta al presidente del Consejo Europeo, Hermann Van Rompuy. El jueves y viernes harán sus proposiciones al resto de países miembro y, durante una ronda de mesas, se fijará el nuevo Tratado, que será vinculante para 17 o para los 27 Estados de la Unión.

Entre sus propuestas, Francia y Alemania pretenden aplicar sanciones automáticas contra los países que se desvíen del objetivo de déficit y excedan el 3% del PIB fijado, ha aclarado en París el presidente galo.

Respecto al mecanismo de sanciones para los que incumplan las reglas de control del gasto público, se aplicarán una vez que sean votadas por "una mayoría cualificada" de los países del euro, de modo que no la podrá decidir el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, como había pretendido Alemania.

"Las cosas están bastante claras (...) el Tribunal de Justicia europeo no podrá anular un presupuesto nacional, no es posible", ha subrayado Sarkozy, antes de puntualizar que todos los miembros del euro tendrán que dotarse de un mecanismo en sus constituciones por el que se comprometen a tender al equilibrio de sus cuentas.

No ha habido ni una sola novedad respecto a los eurobonos: se mantienen en el rechazo categórico porque "no son la solución a la crisis". En cambio si coinciden en dar "confianza e independencia" al Banco Central Europeo.

Sarkozy ha expresado el deseo compartido por ambos mandatarios de que el nuevo tratado consiga el apoyo de los 27 Estados de la UE. Si eso no fuera posible se crearía un problema, pero no supondría un obstáculo: se contempla que sean solo los 17 Estados de la eurozona los que se comprometan con las nuevas normas.

Ambos mandatarios mantienen su rechazo a los eurobonos 
Este tratado estaría "abierto" a los otros países que quisieran agregarse a la vía que propondrán Francia y Alemania. La canciller federal alemana declaró que lo fundamental es "restablecer la confianza" y que es preciso dar una respuesta a quienes se preguntan si los países europeos son "de fiar". "Hacen falta modificaciones estructurales", agregó Merkel, quien dijo categórica: "no podemos hacerlo en el marco de los tratados existente".

El presidente francés dijo que las decisiones de la futura UE reformada con la aplicación de sus propuestas funcionarán con una "mayoría cualificada del 85%", de manera que se abandone la regla de la unanimidad. "No queremos que unos bloqueen los avances de otros, de ahí que proponamos esa mayoría del 85%", explicó la canciller federal alemana.

El presidente francés avanzó que propondrán que durante todo el tiempo que dure la actual crisis de la eurozona se celebren reuniones mensuales en las que participarán los jefes de Estado y de Gobierno de los miembros de la moneda única.
Público

.................................................................................................................................

05/12/2011

Sarkozy y Merkel imponen un nuevo tratado para controlar los déficits en la zona euro

Un nuevo tratado europeo, a 27 o a 17 –los países de la zona euro-, que fije estrictas normas de reducción del déficit y control de las cuentas públicas de los Estados miembros, debería ver la luz a más tardar el próximo mes de marzo, de acuerdo con los planes de Nicolas Sarkozy y Angela Merkel. Reunidos ayer en París, el presidente francés y la canciller alemana, cerraron finalmente un acuerdo bilateral sobre un paquete de medidas  para intentar poner fin a la crisis de la deuda y restablecer la confianza de los mercados financieros. El acuerdo será sometido al resto de los miembros de la Unión Europea en la cumbre que se abre la noche del jueves en Bruselas. “Pensamos ir a marchas forzadas”, aseguró Sarkozy.

El nuevo tratado, cuyos detalles acabarán de concretarse de aquí al miércoles –momento en que París y Berlín enviarán una carta exponiendo sus propuestas al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy-, deberá incluir el establecimiento de “sanciones automáticas” a aquellos países que incumplan el límite de déficit del 3%; la adopción de una  “regla de oro” armonizada que prevea la obligación constitucional en cada país de regresar al equilibrio presupuestario; la consolidación del Fondo de Estabilidad financiera a partir de 2012; la adopción, en el seno del pacto de estabilidad, de la norma de la mayoría cualificada; y la constitución de una suerte de gobierno de la zona euro integrado por los jefes de Estado y de Gobierno de los 17, que mientras dure la crisis se reunirá con una frecuencia mensual.

Por lo que respecta a la participación de la banca privada en la resolución de la crisis, Sarkozy y Merkel se pusieron de acuerdo en limitarla al caso de Grecia y aplicar la jurisprudencia del Fondo Monetario Internacional (FMI). “No se puede comparar la economía de países como Italia o España al caso de Grecia”, subrayó el presidente francés, quien aseguró que el mensaje de Europa debe ser el de honorar sus deudas.

Ambos mandatarios se expresaron contrarios a la mutualización de las deudas, a través de euro-bonos o euro-obligaciones, y confirmaron asimismo su acuerdo en garantizar la absoluta independencia del Banco Central Europeo (BCE), en línea con las exigencias inamovibles de Berlín. Ello no quiere decir, sin embargo, que el BCE no vaya a actuar de forma más determinante en la crisis –aumentado la compra de deuda de los países en situación difícil-, pero en todo caso se hará sin que aparezca como una injerencia política. Y sin que en ningún caso pueda parecer que el BCE se erige en el último recurso.

Si Sarkozy ha renunciado a sus aspiraciones en este terreno –al menos públicamente- ha conseguido que Merkel acepte el nivel intergubernamental como instancia de control del pacto de estabilidad –y no la Comisión Europea-, y que el papel del Tribunal Europeo de Justicia se limite a verificar si las “reglas de oro” de cada país cumplen la letra y el espíritu del nuevo tratado, sin poder anular los presupuestos nacionales.

 Sarkozy y Merkel expondrán sus propuestas a sus socios a partir del jueves en Bruselas y allí se verá si el nuevo tratado tiene alguna viabilidad a 27 –difícil habida cuenta las reticencias del Reino Unido y otros países- o ha de limitarse a los 17 miembros de la zona euro. En todo caso, ambos confían en que este paquete de medidas lleve de nuevo la tranquilidad a los mercados y restablezca la confianza.
La vanguardia

.................................................................................................................................

05/12/2011

Merkel y Sarkozy apuestan por un nuevo Tratado aunque no incluya a todos

La regla de oro del déficit, “reforzada y armonizada”, deberá ser controlada por los Tribunales Constitucionales de cada país. Se impone un déficit del 3% y habrá sanciones automáticas salvo que se oponga una mayoría cualificada.

El País

......................................................

05/12/2011

'Merkozy' defienden otro Tratado para frenar una nueva crisis del euro

También se han mostrado a favor de imponer sanciones automáticas a países que se excedan en el objetivo del déficit

Público

......................................................

05/12/2011

Sarkozy y Merkel imponen un nuevo tratado para controlar los déficits en la zona euro

El presidente francés y la canciller alemana rechazan al unísono los eurobonos y piden una "regla de oro" en las constituciones que garantice el equilibrio presupuestario

La vanguardia

.................................................................................................................................

Aviso legal: JournalCompare no se hace responsable del contenido de los comentarios de los
usuarios. Los usuarios se abstendrán de enviar comentarios ofensivos, violentos, racistas, etc.
Cualquier incumplimiento de esta norma podrá significar la cancelación de la cuenta de usuario.

Debe registrarse para poder comentar en el foro.

Acuerdo entre Alemania y Francia

08/05/2017
Walmart Cephalexin Como Tomar Cialis Ambilfy Without Prescription Online Generic Propecia Review Achat Codeine Como Comprar Levitra  [url=http://byuvaigranonile.com]viagra[/url] Purchase Viagra With Debit Card Stendra Avana Where To Purchase Viagra 50mg Tablets Cheap Generic Bentyl Need In Internet Potenzmittel Cialis De Msd 

Artículo posteado por DavOrnance
Banner

Copyright 2011 JournalCompare.com