15/12/2011

Villano peaje hacia la final

El Barcelona se jugará el título del Mundial de Clubes ante el Santos brasileño, pero a qué precio. En lo que fue un auténtico entrenamiento que los azulgrana solventaron con goleada, el equipo azulgrana perdió por lesión a Villa para lo que queda de temporada y sufrió también la baja de Alexis Sánchez por problemas musculares. Adriano, en dos ocasiones, Keita y Maxwell pusieron los goles para llevar a los de Guardiola hasta una final que, visto lo visto, ha salido demasiado cara.

Un puro trámite, una pachanga de calle o un entrenamiento con balón. En un partido así se ha roto David Villa, que nunca olvidará el 'amistoso' que jugó con su Barça ante el Al Sadd de Qatar. Su profesionalidad le llevó a pelear un balón innecesario y a estirarse en busca de un remate que terminó por destrozarle la tibia y la temporada. Sí, también la Eurocopa.

El Barcelona ya ganaba 1-0 y transitaba por el césped de Yokohama a velocidad de paseo cuando el 'Guaje' sufrió la mayor de las desgracias. Un regalo propio de equipo amateur permitió a Adriano derribar el muro de dos pisos con el que Fossati había planteado el partido ante los azulgrana. Once jugadores por detrás del balón corriendo como posesos para que a su portero Mohammed Saqr le diera por controlar en el área pequeña una inoportuna cesión de Belhadj.

La mínima preocupación de los chicos de Pep se esfumó y se perdió la intensidad necesaria para dotar de velocidad a los ataques culés. Únicamente Pedro, extramotivado por la recuperada titularidad, buscaba dar otra marcha al partido. De un pase suyo salió el segundo, obra de nuevo de Adriano y con la aportación, esta vez menos descarada, del meta qatarí.

Keita y Maxwell confirman la goleada
Por Villa, por cierto, entró Alexis Sánchez, el otro pago que tuvo que realizar el Barça por el pase a la final. Los problemas musculares del chileno no entienden de 'jet lag' y despertaron tras varias semanas sesteando. Antes, Keita y Maxwell, que también tuvo sus minutos, habían maquillado el resultado para cerrar una más que previsible goleada.

Se quedó sin marcar Messi, que lo intentó menos que de costumbre. Apagado por la intrascendencia de la cita, el argentino decidió guardar fuerzas para la final. Allí sí hará falta el poder de decisión de la 'pulga', y más aún si cabe tras las lesiones de Villa y Alexis. Una factura cara por un ágape de lo más sencillo.
Marca

.................................................................................................................................

15/12/2011

Póker de goles del Barça y a la final

Desde el pitido inicial el Al-Sadd dejó muy claras sus intenciones y concedió toda la iniciativa del juego a los de Guardiola.

Los azulgrana empezaron a apretar al conjunto catarí con lanzamientos lejanos hasta que Villa dispuso de la primera ocasión clara a boca de gol en el minuto 17, pero su disparo se topó con el cuerpo de Mohamed Saqr, el meta titular que pocos minutos después se convertiría en protagonista negativo.

Habían transcurrido veinte minutos y el dominio del Barça ya era aplastante, con el Al-Sadd limitándose a salir a la contra de forma muy descarada y sin ningún propósito real. Fue entonces cuando el Barça se encontró de lleno con un regalo de la defensa rival. Adriano aprovechó una indecisión entre el meta Mohamed y un defensa para marcar de rebote con la rodilla. El portero rival recibió una cesión y su desafortunado rechace con el pie rebotó en el lateral azulgrana, que envió el balón al fondo de la red.

El gol le dio tranquilidad al Barça para seguir practicando su fútbol. A la media hora de juego se erigió como protagonista David Villa. El asturiano firmó un gol ilegal que el colegiado no dudó en anular por fuera de juego. El 'Guaje' había aprovechado un rechace de Mohamed a disparo de Iniesta. Era el minuto 33 y, tres más tarde, la mala fortuna se cebó con Villa. El delantero azulgrana se escapó en una larga carrera ganando la espalda de dos defensores y, en plena brega con ellos, cayó al suelo con claros signos de molestias. Minutos más tarde se confirmaría su fractura de tibia.

La lesión del 'Guaje' supuso un bajón del ímpetu azulgrana en sus acometidas ofensivas. Sin embargo, en el minuto 42 volvió a entrar en acción Adriano. El brasileño aprovechó una buena apertura de Thiago para colocar el cuerpo y disparar colocado al segundo palo. La estirada defectuosa del meta rival también ayudó a hacer subir el 0-2 al marcador. Apenas un par de minutos más tarde, Kader Keita dispuso de una de las contadas oportunidades que gozó el Al-Sadd, tras firmar una buena acción personal a la contra, eludiendo el marcaje de Abidal y Mascherano.

El segundo tiempo empezó marcado por las consecuencias de la lesión de Villa, y las ocasiones tardaron algunos minutos en llegar. A los diez de la reanudación fue Messi el que realizó un disparo cruzado seco que salió muy cerca del palo tras tocar en Lee. Fue el primer aviso de Leo, que repetiría en los siguientes minutos dando muestras de todo su repertorio. En el 62, realizó un potente disparo de falta al que reaccionó muy bien -esta vez, sí- Mohamed Saqr. Y apenas un minuto después, el propio Leo realizó una gran asistencia con la pierna derecha a Keita, al que habilitó perfectamente para que el malí se plantase solo ante el meta rival. Ante la salida de Saqr, Keita definió muy bien con un toque sutil al segundo palo.

Con el 0-3 en el marcador, Messi volvió a protagonizar acciones espectaculares. La más destacada, un intento de chilena a puerta vacía tras una serie de rebotes que pudo dar la vuelta al mundo, pero el remate salió ligeramente desviado.

La última media hora de juego quedó marcada por las lesiones y varios sustos para el 'staff' técnico azulgrana. En el minuto 70, sin ir más lejos, Isaac Cuenca sustituyó a Alexis Sánchez, por problemas musculares del chileno, que en el primer tiempo había sustituido a David Villa.

En el minuto 80 el Barça se desquitó de tanta desgracia médica con un nuevo gol, cuyo autor fue Maxwell tras aprovechar una gran asistencia al espacio de Thiago y salir beneficiado de otra estirada defectuosa de Mohamed Saqr, que dejó libre el primer palo de su portería.

Los últimos minutos, lejos de servir para homenajear el juego de control del Barça, fueron un auténtico suplicio para la parroquia azulgrana, al sufrir Puyol y Mascherano algunas entradas muy duras de Yusef Ali, que incluso provocaron que el 'Jefecito' saliese en camilla.

El Barça ya está en la gran final del Mundial de clubes pagando, eso sí, un peaje demasiado alto, que puede marcar al equipo para el futuro de la temporada.
Sport

.................................................................................................................................

15/12/2011

Villa ensombrece la primera exhibición de Messi

No es culpa del Barcelona que la UEFA programe entrenamientos en Japón para que los equipos se adapten al horario, superen el jet lag o no sé cuantas excusas más para hacer caja.

El equipo de Guardiola no necesita ni excusas ni amistosos para seguir haciendo lo que sabe allá donde toque, y que no es otra que jugar al fútbol igual de bien independientemente de que el rival se llama Al Sadd o sea el Real Madrid. Ante el equipo cataría el Barcelona fue otro pero fue el de siempre, una noticia que debe preocupar mucho a los rivales. Con Thiago, Keita, Pedro y Villa en el equipo titular, Guardiola optó por dar descanso a Xavi, Cesc, Piqué, Busquets y Alvés, casi nada. Pero el cambio de cromos no afecta un ápice ni al dibujo ni al estilo, innegociable desde hace tanto tiempo que -y que me perdone el señor Xavi- cualquiera que entra en el equipo cumple su rol con sobresaliente.

El que no sabe de treguas es Messi, cuya ambición y entusiasmo no conoce límite, y lo mismo se prepara para jugar en el Bernabéu que se desfonda en Japón ante un rival sin entidad. Porque con Xavi de espectador y muy marcado por la defensa que dispuso el técnico rival en torno a su figura, el argentino, lejos de acomodarse en la frontal del área, no dudó en ratrasar un par de metros su posición para asociase con Iniesta para empezar a provocar huecos en la defensa catarí.

Desde el pitido inicial el guión fue el establecido, con el Barça monopolizando el balón y la posesión, y creando ocasiones de manera automática con el paso de los minutos.

Tras amagar en varias acciones, el primer gol llegó del modo más absurdo posible, un tanto de chiste con la firma de Adriano que demuestra el escaso nivel de un torneo que debería decidirse directamente con la final entre los dos mejores, esto es, el Santos y el Barça, aunque insisto, eso no es culpa de los equipos, que bastante méritos han hecho para estar en Japón.

El portero del Al Saad, un tal Saqr, y un defensa llamado Belhan, se asustaron en un centro medido al segundo palo de Pedro desde la banda izquierda. Con todo a su favor, ambos se enredaron hasta el ridículo en una pelota que habrían despejado con sólo soplarla; el regaló lo aprovechó Adriano para abrir la lata.

Era el minuto 25. Para qué alargar la agonía, debió pensar el meta catarí, quien acto seguido dedicó otra pifia con un despeje impropio de este nivel; el rechace quedó a merced de Villa, que la empujó a placer, aunque en claro fuera de juego.

A estas alturas ya era evidente que no era la noche del Guaje, que había perdonado el primer gol del partido en el comienzo y con quien la mala fortuna se cebó en el minuto 37. Eterno luchador, empeñado en no ceder en su pugna por la titularidad con Alexis, Villa se exprimió en la carrera por un balón largo pero su pierna izquierda dijo basta. El asturiano se echó la mano a la zona de la tibia con evidentes gestos de dolor; su expresión era el fiel reflejo de la frustación, del jugador derrotado en plena batalla y cuya temporada puede haberse terminado encima de una camilla. Pese al gran momento de Alexis, el Barça y la Selección le echarán de menos si finalmente no puede estar en la Eurocopa.

Ajeno a la gravedad de la lesión, el equipo de Guardiola siguió a lo suyo y Adriano repitió como goleador en una hermosa acción en la que se apoyó en Thiago para culminar con un buen disparó raso dentro del área.

Sólo con la semifinal sentenciada, el rival se quitó el corsé y se atrevió a pisar el área de Valdés en dos acciones consecutivas al borde del descanso, dos jugadas en las que la defensa culé quedó retratada ante un rival, temeroso, cohibido y falto de calidad; si esas concesiones se tienen con Neymar, la historia será distinta.

En el segundo acto nada cambió, ni el tempo del partido, ni la ambición del Barcelona, que a paso lento pudo regalar una goleada al entregado público japonés.

Con el banquillo pendiente de las noticias que llegaban de Villa camino del hospital, sobre el césped el equipo siguió a lo suyo guiado por Messi, espléndido una noche más ejerciendo su propio papel e interpretando también el de Xavi, algo que hoy por hoy sólo está al alcance del mejor jugador del planeta. La mejor prueba, el balón al hueco para que Keita firmara el tercero. Un pase de lujo que el jugador de Mali envió a la red con un toque sutil ante la salida desesperada del portero.

En su obsesión por agradar a todos, Messi permitió que Saqr subsanara en parte sus grotescos errores con una falta directa que el meta catarí despejó con una bonita estirada.

Mediada la segunda parte, el Barça tocó arrebato y el equipo descargó una hermosa oleada ofensiva que combinó el toque, la velocidad y las paredes en la frontal, con un juego vertiginoso por las bandas avivado por las incorporaciones de Cuenca y Maxwell.

Fue Maxwell precisamente el encargado de hacer el cuarto, pero no acabaron en la red los que debieron, sobre todo uno de Messi en una chilena que, de haber acabado en gol, habría arruinado la entrega del Balón de Oro.

El partido murió sin más historia, con un Barça de exhibición liderado por un Messi estelar que se cita en la final del Mundialito ante el Santos de Neymar. Ese duelo debería servir para devolver el nivel a un torneo desprestigiado por la presencia de equipos semiprofesionales comon este Al Saad, rivales que sólo sirven para ir cogiendo ritmo y propicios para que ocurran desgracias como la de Villa. Por si su ilusión por el fútbol y su inagotable ambición por el triunfo no fueran suficientes, en la desolación del Guaje debe encontrar el Barcelona la motivación extra para anular a Neymar y alzarse el domingo con su segunda Copa del Mundo.
as

.................................................................................................................................

15/12/2011

4-0: El Barça supera el trámite pero pierde a Villa, con rotura de tibia

El FC Barcelona ha superado cómodamente el trámite de las semifinales ante el modestísimo Al Sadd y el domingo se enfrentará al Santos de Neymar. Con medio equipo titular en el banquillo y cuatro goles de tres suplentes, Adriano (2), Keita y Maxwell, los azulgrana se han ganado su presencia en la soñada final del Mundial de Clubs pero perdieron a Villa, que se rompió la tibia en una acción muy infortunada.

Consciente de la superioridad de su equipo, Guardiola pensó más en el Santos que en el Al-Sadd y dejó en el banquillo a Alves, Piqué, Xavi, Busquets, Alexis y Cesc, seis titulares del Bernabéu y que el domingo también estarán de inicio frente al conjunto brasileño. Pep dispuso un 4-3-3 engañoso, con Pedro en la izquierda, Villa de '9', Messi con libertad en la mediapunta y todo el carril derecho para Adriano, que lo ha aprovechado a lo grande. 

El partido ha sido un 'taqui-gol' desde el pitido inicial y en muchas fases del partido la posesión azulgrana ha superado el 80 por ciento. El Barça se ha sentido demasiado superior y le ha faltado un punto de ambición para culminar las incontables aproximaciones al área rival.

El gol ha llegado en el minuto 25. Más por deméritos de los qatarís que por méritos de los azulgrana. Un centro inocente de Pedro desde la izquierda ha terminado en gol tras una indecisión entre el lateral Belhadj y el portero Mohammed Saqr. Adriano ha presionado el último rechace de Mohammed y el balón se ha colado en la portería del Al Sadd ante la sorpresa de los jugadores de ambos equipos y los 80.000 aficionados que han llenado el Yokohama Stadium.

Once minutos después, se ha producido la acción más infortunada del encuentro y una de las más infortunadas, seguramente, de la temporada. En su intento de controlar en el aire un balón largo dentro del área, Villa pisó mal y se rompió la tibia. Alexis entró en su lugar.

Antes del descanso, de nuevo Adriano ha sentenciado el encuentro con un disparo cruzado con la pierna izquierda desde el vértice derecho del área que volvió a contar con la colaboración de Mohammed, el jugador número 12 del Barça.

La reanudación vino condicionada por la lesión del 'Guaje'. Los jugadores azulgrana saltaron al terreno de juego cabizbajo y el juego empeoró respecto al ya pobre de la primera mitad. Hasta que Messi despertó en el minuto 17, primero para lanzar una falta con la zurda con la que Mohammed se quitó la espina de los dos primeros goles con una intervención extraordinaria, y un minuto después para asistir a Keita, que anotó el 3-0. El centrocampista recibió dentro del área un pase en profundidad con la pierna derecha de Messi, controló con la zurda y con el exterior del mismo pie superó a Mohammed con un toque sutil más propio del argentino que del propio Keita.

Con el partido sentenciado, Pep dio entrada a Maxwell y Cuenca por Abidal y Alexis, que se retiró con molestias musculares en el adductor de la pierna izquierda, y el lateral brasileño, tras una buena asistencia de Thiago, selló el 4-0 final de nuevo con la colaboración de Mohammed. El partido terminó con dos pisotones gratuitos de Ali sobre Puyol y Mascherano, que han requerido asistencia médica pero que en principio no hacen peligrar su concurso en la finalísima contra el Santos. 
El Mundo Deportivo

.................................................................................................................................

15/12/2011

Villano peaje hacia la final

EL BARÇA GOLEA AL AL SADD (0-4) PERO PIERDE A VILLA PARA TODA LA TEMPORADA

Marca

......................................................

15/12/2011

Póker de goles del Barça y a la final

Los de Guardiola fueron muy superiores al conjunto catarí al que derrotaron sin problemas con el protagonismo goleador de los menos habituales como Adriano, Keita y Maxwell, en un partido marcado por la lesión de David Villa

Sport

......................................................

15/12/2011

Villa ensombrece la primera exhibición de Messi

El Guaje sufrió una lesión que podría dejarle fuera de la Eurocopa. Adrino, bigoleador, Keita y Maxwell hicieron los tantos del Barcelona, que el domingo jugará la final ante el Santos.

as

......................................................

15/12/2011

4-0: El Barça supera el trámite pero pierde a Villa, con rotura de tibia

Los azulgrana superan cómodamente al Al-Sadd qatarí con goles de Adriano (2) y Keita El asturiano se lesionó en una acción infortunada y podría ser baja de cuatro a seis meses

El Mundo Deportivo

......................................................

Aviso legal: JournalCompare no se hace responsable del contenido de los comentarios de los
usuarios. Los usuarios se abstendrán de enviar comentarios ofensivos, violentos, racistas, etc.
Cualquier incumplimiento de esta norma podrá significar la cancelación de la cuenta de usuario.

Debe registrarse para poder comentar en el foro.

El Barça pasa a la final del Mundial de Clubes con la baja de Villa

Banner

Copyright 2011 JournalCompare.com